sábado, 16 de octubre de 2010

"LA HISTORIA DE LA MARIPOSA"

Caminábamos entre los verdes pastos de un bosque, hasta que de repente una bella mariposa se posó en una flor.

Mi mamá una vez me contó una historia. La historia de la mariposa: “su belleza es efímera, transitoria, ella permanece la mayor parte de su vida siendo una oruga, que se alimenta, se traslada, y en definitiva vive de las plantas, las flores, por y entre ellas. Pero de a poco ella se empieza a proteger, construye así una capita que la envuelve, y la mantiene allí dentro, se separa del afuera”… ¿de qué se aleja?, ¿a qué le teme?, ¿por qué se protege, y de quién? Está transformación es lo que se denomina: crisálida; una especie de capullo cerrado, que cuelga, generalmente de una planta….y permanece allí, colgada…

Hasta que de repente un día se produce una segunda metamorfosis. Esa protección se rompe, el capullo se abre, y una mariposa adulta nace; su luz, su belleza, y brillo, se expanden por los aires, adornando el paisaje, decorando las flores, volviéndolas más preciosas aún. Es tan hermosa. Ella estuvo siempre ahí, no lo sabíamos, ¿ella lo sabía? Hasta que un día dejó de temer, se dio cuenta de su luz, la que ilumina su ser, y cuando ello sucedió, desplegó sus alas y voló, pudo llegar a lugares lejanos, aquellos que nunca hubiera imaginado, tiñó con su frescura, y vitalidad el entorno, dio tanto la joven y adulta mariposa, tampoco lo había soñado. Nunca creyó ser capaz de una obra tan maravillosa. Y cuando lo pudo ver, ella, y su belleza, se esfumaron, ella ya no estaba allí…

Esta es la historia de la mariposa, que nace y muere, “su belleza es efímera y transitoria”, pero su historia no lo es, cuánto que nos enseña esta mariposa de la vida misma…

¿Y las flores y plantas que la alimentaron y alojaron hasta que pudo nacer, hasta que su luz pudo brillar? Ellas aún están allí.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada